Rolls-Royce Cullinan 2020

0
1057

La de esta semana es la hermana de la mamá de todas las patinetas, es la respuesta de Rolls-Royce a la tendencia de los fabricantes de autos de alta gama, de incluir SUVs en sus portafolios de productos. Tal vez el vehículo utilitario deportivo más espectacular hoy es este Rolls-Royce Cullinan Black Badge, que hemos tenido el privilegio de conducir como nuestro auto de uso diario por siete días. Sobra decir que está por encima de todas las expectativas en cuanto a lujo, sofisticación, desempeño, cuidado sobresaliente en todos los detalles, incluyendo el bar, el refrigerador, el paraguas incorporado en las puertas, el sistema de audio y la comodidad tanto de los asientos delanteros como los traseros. La apertura de las puertas de atrás, a la inversa, hace que subirse al vehículo, y luego bajarse, sea sorprendentemente fácil. Lo impulsa un imponente motor V12 de 6.75 litros y 592 caballos de potencia, acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades, con traccion y dirección en las 4 ruedas. No sé, ni me importa, lo que piense la gente que me ve estacionando frente al supermercado o la oficina de correos, manejando y parando en los semáforos o entrando al vecindario donde vivo. Lo disfruto mientras pueda, hasta el último segundo, porque con el precio que tiene, más de 474 mil dólares, es muy probable que nunca pueda comprármelo.

Compartir
Artículo anteriorRolls-Royce Ghost 2021
Artículo siguiente¡Gracias, muchas gracias!
Avatar

Dejar respuesta