Toyota Supra 2020

0
161

Controvertida patineta la de esta semana. Llevaba un buen tiempo ansiando la oportunidad de manejar el nuevo Toyota Supra y me encantó. El diseño es muy atractivo y el auto tiene un desempeño excepcional. No podría ser de otra manera, en realidad es un BMW Z4 Coupe, que ya no existe, fabricado en Austria por la firma alemana. El modelo Premium, que manejamos viene con un motor BMW, de 6 cilindros en línea, que entrega 382 caballos de potencia y acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades, acelera de 0 a 60 MPH (100 km/h) en 3.1 segundos. El precio de este Toyota Supra, con marcado acento alemán, comienza cerca de los cincuenta y cinco mil dólares. Gran automóvil, no cabe duda, pero se queda uno con las ganas de manejar un verdadero Toyota Supra, de esos que dejaron una huella indeleble en los años 80. No sé qué pasa con Toyota, para que una compañía de semejantes dimensiones tenga que salir a buscar un producto, desarrollado y producido por terceros, para luego comercializarlo con su marca. Quien sabe no hubiera sido mejor que hubieran buscado ese automóvil deportivo de dos puertas por los lados de Lexus, que los tiene y muy buenos. La calidad hubiera sido más o menos la misma y les hubiera quedado mucho más cerca.